Blog

Marketing para traductores  

Promociona tus servicios como traductor en Internet con estos sencillos consejos.

Para un traductor autónomo o freelance, puede resultar un auténtico quebradero de cabeza promocionarse de una forma efectiva en Internet.

Para empezar, tenemos que saber que nosotros mismos somos nuestra propia marca. Y tenemos que venderla como de un producto se tratase. En esto consiste el branding personal.

Una vez sabemos esto, tenemos que buscar qué es lo que nos diferencia del resto, qué hacemos bien y potenciarlo para ganar presencia y relevancia.

Ahora pasamos a la parte técnica. ¿Tienes un blog? Conviértelo en página web. ¿No lo tienes? Créalo. Te dará visibilidad en Internet e incrementará tus ventas. Una página web es mucho más profesional que un blog y dará mayor seguridad a tus clientes. Si no eres muy hábil con estos temas, no te preocupes pide ayuda a alguien o entra en páginas como Youtube en la encontrarás miles de tutoriales que te explicarán paso a paso cómo hacerlo.

El diseño es muy importante, piensa como un consumidor. ¿Dónde entrarías primero, a un restaurante cuidado y limpio o a la tasca de al lado? Puede que el segundo sea mejor, pero la primera impresión es lo que cuenta. Por eso el diseño de nuestra web de traducción tiene que estar cuidado al detalle.

Una vez tenemos nuestra web lista, llega el momento de generar contenido de calidad sobre tu especialidad. Escribe sobre lo que sabes, con un lenguaje cercano y fácil de entender.

Ya tenemos hecho lo más difícil, ahora toca promocionarse.

Abre un perfil en redes profesionales como LinkedIn o Proz.

Comparte en redes sociales tus artículos sobre traducciones y utiliza herramientas de gestión de redes sociales como Hootsuite, que reúne todos tus perfiles para que puedas gestionarlos de una manera más rápida y sin la necesidad de entrar uno por uno.

Añade una firma profesional a tus correos. Es más profesional y si además añades tus datos de contacto, te aseguras que el cliente disponga de ellos fácilmente.

Envía tu oferta de servicios, no podrás tener clientes si no te conocen. Piensa quién puede requerir de tus servicios de traducción y manda un mail ofreciéndolos. Nunca sabes quién va a necesitarlos.

Pero no todo es promoción online, por eso haz tarjetas de visita y repártelas siempre que tengas ocasión.

¿Ya tienes al cliente? Enhorabuena, ahora tienes que cuidarlo y ofrecer un trato personal. Lo difícil no es encontrar un cliente sino mantenerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>