Cinco consejos
para un traducción perfecta


1. Comprueba que tu archivo no tiene texto en imagen

Comprueba que las imágenes de tu documento no contienen texto que quieras traducir. Nuestro presupuestador no cuenta las palabras de las imágenes y nuestros traductores no las traducirán.


2. Deja un comentario al traductor

Deja un comentario al traductor explicando el contexto de la traducción, el fondo del texto y la finalidad del mismo. Si el contenido es para una empresa cualquier información sobre la empresa, su actividad y el sector al que pertenece puede ser impórtate para el traductor. De este modo, nos aseguramos que la traducción se asemeje lo máximo posible al documento original.


3. ¿Traducción jurada o traducción no jurada?

Si necesitas la traducción para entregarlo en algún organismo público comprueba que no sea necesario que la traducción sea jurada.

Normalmente se necesita una traducción jurada cuando vamos a presentar documentos oficiales a un organismo público. La traducción jurada va acompañada de la firma y sello del traductor jurado que realiza, lo que garantiza que la traducción es fiel y exacta al documento original.

La traducción jurada solamente pueden realizarla traductores jurados titulados por el Ministerio de Exteriores y Cooperación.


4. Revisar y aceptar una traducción realizada

Antes de aceptar una traducción comprueba que todo está correcto. Si ves que algo no está correcto o que no se asemeja a lo que estás buscando, puedes no aceptar la traducción y el pedido entrará en proceso de revisión.


5. Mi documento es una imagen.

Los documentos que no tienen caracteres no pueden ser presupuestados por la plataforma y no es posible hacer el pedido de forma online ya que la plataforma no lee imágenes. Para ello puedes enviar el documento al email info@elnativo.es y te contestaremos con un presupuesto.